Este sitio usa cookies para mejorar su rendimiento. Si continúa navegando consideramos que acepta la política de cookies.  Leer más   

PLAYA DE LAS CANTERAS

Las Canteras

 

La Playa de Las Canteras es una de las mejores playas urbanas del mundo: una rara joya ​en plena ciudad, ​que el visitante puede disfrutar para tomar el sol o practicar deportes a pie de arena así como para hacer surf.

Ganadora de varios galardones nacionales e internacionales de calidad, la Q de Calidad Turística, la Bandera Azul, que ondea casi de forma ininterrumpida desde 1989 sobre la playa certifica su excelencia, además del Certificado de Accesibilidad Universal, UNE 17001 y la Norma ISO 14001, que avala su Sistema de Gestión Ambiental.

Clubes deportivos y escuelas en el entorno facilitan estos entretenimientos, entre los que se debe incluir el paseo: una tradición local, porque son muchos los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria que, especialmente a primeras horas de la mañana o al atardecer dedican su tiempo a recorrer los ​t​res kilómetros de costa.

 

 

La playa de Las Canteras se extiende desde la bahia de La Puntilla hasta los pies del Auditorio Alfredo Kraus, un recorrido de tres kilómetros en el que se distinguen varias zonas, cada una con sus peculiaridades. La Cícer (el paraiso surfero), Peña La Vieja (con una zona de rocas llena de vida), Playa Chica y Muro Marrero (la más familiar), Playa Grande (turística por excelencia) y La Puntilla (último reducto de pescadores). La Barra, un arrecife que corre en paralelo a más de la mitad de la playa, se constituye en un auténtico rompeolas natural y aporta mayor seguridad para el baño. De hecho, con la marea baja, la zona de baño entre la arena y la gran roca se asemeja a una piscina por su quietud.

Mas allá, el turista puede seguir paseando por la avenida de Los Nidillos, y llegar al paraje natural de El Confital, también muy transitado por los surfistas y por aquellos que buscan tranquilidad, un entorno abierto a espaldas de la ciudad y un momento de relax para disfrutar de sus atardeceres.

Estas experiencias se trasladan al paseo urbano que acompaña a Las Canteras, salpicado de numerosos bares y restaurantes ideales para tomar el aperitivo, desayunar, almorzar o cenar. Algo que convierte a la playa, parque temático natural de Las Palmas de Gran Canaria, en un entorno con una animada vida urbana.